La autoescuela es el lugar donde se imparten los conocimientos necesarios para que los aspirantes a obtener el carnet se conviertan en conductores aptos. Es donde te preparas para enfrentar ese pequeño desafío en tu vida de obtener el permiso de conducir tan necesario en tu vida.

Hoy ponemos a tu disposición información relevante para facilitar la elección de autoescuela, buscando potenciar una formación que redunde en la mejora de la seguridad vial.  

¿Qué se le debe pedir a una autoescuela?

Una formación de calidad que te permita adquirir los conocimientos necesarios para enfrentarte a los retos de la circulación con seguridad. El principal objetivo de la formación debe ser, no solo aprobar el carnet seleccionado, también preparar buenos conductores que aporten más seguridad a nuestras carreteras.

Así los aspirantes al permiso de conducción circularán, una vez superado el examen, de forma segura, eficiente y responsable.

Pero para conseguir ese objetivo son necesarias una serie de formaciones integrales, tanto teóricas como prácticas, que engloben, al menos los siguientes aspectos: 

Que le debemos pedir a una autoescuela?
  • Concienciación y seguridad vial.
  • Autoevaluación de aptitudes y comportamientos.
  • Conocimiento de las normas y señales de circulación.
  • Manejo del vehículo.
  • Circulación por vías abiertas al tráfico general

Antes de iniciar la formación

La escuela debe facilitar, a través de medios digitales como una página web, en papel o presencialmente cuando vayas a requrir información, los siguientes datos:

  • Horarios
  • Tarifas y lo que incluyen las mismas
  • Programa de enseñanza: conocer en qué va a consistir la formación que vas a recibir si decides darte de alta
  • Contrato de enseñanza: conocimiento de derechos y obligaciones que se asumen por el alumno y por la escuela
    detenidamente todas las cláusulas, así como exigir una copia del mismo una vez firmado
  • Asesoramiento sobre el tipo de vehículo necesario para conducir con cada clase de permiso
  • Duración de las clases prácticas

Para complementar esta información, puedes conocer las estadísticas de resultados de la autoescuela en la página web de la DGT .

La autoescuela debe ofrecer la siguiente formación teórica

Por que una formación teórica repercutirá en la formación práctica posterior y, por lo tanto, en una conducción más segura para el conductor y para todos.

Es importante asistir a las clases teóricas ya sean presenciales o en el formato on-line, donde deberías tratar, al menos, los siguientes contenidos en 20 horas de formación:

  • La importancia de la seguridad vial y la concienciación.
  • Documentación.
  • Normas de circulación y alumbrado.
  • Señalización.
  • Velocidad.
  • Conducción preventiva y eficiente.
  • Maniobras.
  • Mecánica y mantenimiento del vehículo.
  • Seguridad activa y pasiva.
  • Comportamiento en caso de accidente

Los horarios de las clases teóricas tienen que estar expuestos en lugar visible, y en ese horario ha de estar disponible un profesor que las imparta, haya alumnos o no. Debes tener a tu disposición un calendario con las clases teóricas a las que puedas asistir, junto con el tema que se tratará en dicha clase. Los centros deberán contar con materiales didácticos para el profesor y los alumnos para la impartición de las clases, valorando:

  • La disposición de materiales propios adaptados al profesor y a los contenidos que se van a explicar.
  • El uso de nuevas tecnologías, en la medida en que faciliten la formación.

El profesor debe promover la participación activa del alumno en clase, no limitarse a la explicación teórica y seguir su evolución para orientarle. Como alumno debes asistir a estas clases para aprender y plantearte los test como una herramienta de autoevaluación. Por eso, lo adecuado es realizarlos una vez que has recibido la formación.

La parte práctica de la formación

Antes de ir a examen debes comprobar si estás preparado, la mejor opción es la confianza en el profesor para tomar esa decisión.

La autoescuela debe facilitarte la programación de las clases prácticas, es decir, qué contenidos se van a dar durante el proceso de formación y que objetivos se pretenden cubrir con la misma.

Cada alumno tiene un nivel propio previo y su ritmo de aprendizaje. El profesor debe saber valorar en cada caso la formación que dicho alumno necesita.

Desde Autoescuela Aranvial recomendamos una duración mínima de las clases prácticas de 45 minutos. Y que se realicen en todo tipo de vías y situaciones posible, para enfrentarte a las diferentes dificultades que hallarás en el futuro, tanto en el examen como en las carreteras una vez obtengas tu permiso de conducir.

Es necesario que las autoescuelas ofrezcan un profesor bien formado, actualizado y con la empatía necesaria para adaptarse a las necesidades de cada alumno. Es también importante que se te pueda asignar otro en caso necesario.

El profesorado debe seguir la evolución del alumno y orientarle cuando sea necesario, además, hacer participe al alumno de su proceso de aprendizaje es importante.

Tras el examen

En caso del temido suspenso, debes pregunta a tu profesor en qué has fallado y cómo mejorarlo. Es importante que las clases que se impartan para preparar el nuevo examen se orienten, esencialmente, a las carencias manifestadas en el mismo.

Hasta aquí llega la pequeña guía que hemos querido dedicarte para que puedas elegir una buena autoescuela, te dejamos para que sigas leyendo nuestro blog sobre temas de conducción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies